Doctores casados ​​asesinados a tiros en brutal asesinato presuntamente organizado por el propio marido

Kenneth Stahl, de 57 años, era un anestesiólogo admirado. Carolyn Oppy-Stahl, de 44 años, era una optometrista respetado . Sobre el papel, parecían tenerlo todo, pero su matrimonio y su vida supuestamente “ideales” en la exclusiva Huntington Beach, California, se convirtieron en una receta perversa para un doble homicidio.



El 20 de noviembre de 1999, los dos fuerondisparado y asesinadoen su automóvil en un tramo aislado de la carretera Ortega en San Juan Capistrano, California, que las fuerzas del orden habían llegado a considerar como “un vertedero” de pruebas criminales. Habían estado celebrando el cumpleaños de Oppy-Stahl en un restaurante mexicano antes.

El Dodge Stratus de 1996 de la pareja todavía estaba inactivo cuando las autoridades encontraron los cuerpos, el Los Angeles Times informó cuando la pareja fue encontrada muerta. Les habían disparado al menos 10 veces con una pistola, suficientes veces para que el tirador se tomara el tiempo de recargar y disparar de nuevo. Y otra vez. Y otra vez.





chico en una relación con su coche
Conozca Steel Carolyn Oppy Steel Carolyn Oppy-Stahl y Kennth Stahl

'Este es un nivel de violencia y crueldad que no se ve en el sur del condado de Orange', dijo el autor y exreportero de AP Michael Fleeman. 'Los verdaderos asesinatos del condado de Orange', ventilación Domingos a 7 / 6c en Oxígeno.

Tras el espantoso descubrimiento de los cuerpos de la pareja, los investigadores sopesaron posibles escenarios. ¿Un robo de auto salió mal? Con objetos de valor que incluyen relojes, una billetera y un bolso todavía en el automóvil, los funcionarios tacharon eso de la lista. ¿Asesinato-suicidio? Los detectives también descartaron eso.



Entre la falta de evidencia física y testigos presenciales, los investigadores 'tuvieron que empezar desde cero', dijo a los productores Dennis Conway, Fiscal de Distrito Auxiliar de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Orange. 'Así que se centraron en el motivo'.

Para determinar por qué los Stahl fueron brutalmente asesinados, los detectives necesitaban saber más sobre la pareja y qué los motivaba. Tenían que averiguarlo: ¿Su unión era tan 'Maravilloso e ideal' como la pareja se presentó al mundo?

Resulta que no fue así. Los Stahl tuvieron un matrimonio muy problemático.



'El hecho de que seas rico no significa que no tengas esqueletos en tu armario', dijo Tony Castillo, exdiputado del rancho de Rancho Mission Viejo, a 'The Real Murders Of Orange County'.

Al retirar las mantas de Stahl, las autoridades vieron que 'él estaba teniendo una aventura', y tal vez incluso más de una, explicó a los productores Jim McDonald, un ex investigador del Departamento del Sheriff del Condado de Orange.

Cuando las autoridades registraron la casa de la pareja, encontraron que Oppy-Stahl había acumulado 'una multitud' de ropa y accesorios muy costosos, muchos con etiquetas todavía en ellos, por un valor de alrededor de $ 30,00.

dr phil steven avery episodio completo

Aunque Oppy-Stahl les dijo a sus amigos y conocidos que los costosos atuendos eran regalos de su amado esposo, de hecho se los había comprado. Era una venganza al por menor contra un cónyuge que sabía que era crónicamente infiel. Claramente, el matrimonio tenía graves fisuras.

Los investigadores trabajaron continuamente las veinticuatro horas del día en busca de posibles pistas. Para profundizar en la vida de Stahl, se centraron en el registro de su teléfono.

El día de los asesinatos, se hicieron varias llamadas a la secretaria médica de entonces 33 años. Adriana Vasco , de quien los investigadores sospechaban que era una de las amantes de Stahl.

Al ser interrogado por las autoridades sobre las comunicaciones, Vasco hizo caso omiso de las llamadas por considerarlas simplemente sobre problemas informáticos. Pero casi un año después del caso aún sin resolver, Vasco se convirtió en el foco de la investigación. Había salido a la luz que Stahl era su papá dulce.

Adriana Vasco Dennis Earl Godley Dennis Earl Godley y Adriana Vasco

'Mi opinión sobre Adriana Vasco es que tiene mucha inteligencia callejera y es una maestra manipuladora', dijo Conway a los productores. 'Uno de sus dones es abrirse camino en la vida utilizando a las personas, especialmente a los hombres'.

Stahl, agregó la ADA, 'era uno en una larga lista'.

Otro hombre en la vida de Vasco, no un médico, sino un personal de mantenimiento de Anaheim con antecedentes penales que van desde cargos por armas hasta hurto y más, resultó ser la llave que abriría el caso.

El nombre del encargado de mantenimiento: Dennis Earl Godley. Godley también tenía un alias: Tony Satton. Los asociados de Vasco dieron a las autoridades un dato sobre cómo investigar al personaje sospechoso.

En el momento del asesinato, estaba usando ese nombre falso y 'huyendo de los detectives en Carolina del Norte y Virginia con órdenes de arresto por robo y asalto a un ayudante del alguacil', el Los Angeles Times reported en 2000.

Pero la extraña habilidad de Godley para eludir el arresto y escapar de la captura durante 'el curso de su vida en problemas' le había valido un apodo diferente: 'comadreja' - de las autoridades de Carolina del Norte. Comenzó la caza del escurridizo criminal de carrera.

Al mismo tiempo, los detectives presionaron más para determinar la profundidad de la culpabilidad de Vasco en el doble homicidio. Ella accedió a someterse a una prueba de detector de mentiras.

Los investigadores dijeron que ella indicó que no estaba diciendo la verdad en una sola ocasión durante el interrogatorio. Ella estalló cuando le preguntaron: ¿Sabías que alguien estaba tratando de matar a Ken o Carolyn?

Su indicio de complicidad llevó a las autoridades a arrestarla por órdenes de tráfico para ponerla bajo custodia y obtener más tiempo para localizar a Godley.

Luego, Vasco confesó que Stahl se acercó a ella para que mataran a su esposa. Se volvió hacia Godley para hacer el trabajo.

¿Ted Bundy tuvo una hija?

El 20 de noviembre de 1999, siguieron a los Stahl en otro vehículo. Godley mató a Oppy-Stahl y luego, para su sorpresa, asesinó a Stahl. Después de disparar a las víctimas, tiró el arma al océano.

Godley finalmente se ubicó en unparque móvilcasa en Carolina del Norte. Poco más de un año después de los depravados asesinatos en las carreteras de los Stahl, las autoridades acusaron a Godley y Vasco de dos cargos de asesinato.

Pero en el período previo a los juicios, los fiscales se enfrentaron a un obstáculo inesperado. En marzo de 2001, un juez del condado de Orangearrojado fueraLa confesión de Vasco, declarando que se habían violado sus derechos constitucionales durante el interrogatorio.

Aun así, el caso siguió adelante yenNoviembre de 2002, tres años después de que se cometieron los crímenes, Vasco fue encontradoculpablede asesinato en primer grado en el asesinato de Carolyn Oppy-Stahl, y asesinato en segundo grado en la muerte de Kenneth Stahl. Dos meses después, ella estabasentenciadoa cadena perpetua sin libertad condicional.

A cambio de una sentencia de por vida y no de muerte, Godley se declaró culpable de matar a los Stahl. En junio de 2004, Godley lanzó un giro sombrío: a través de su abogado, Godley sostuvo que mató al marido, pero Vasco mató a la esposa , el L.A. Times informó ese año.

Godley moriría más tarde en prisión de cáncer.

Para obtener más información sobre el caso, vea 'Los verdaderos asesinatos del condado de Orange', se transmite el domingo a las 7 / 6c y 8 / 7c en Oxygen o retransmitir episodios en Oxygen.com.

Entradas Populares